¡Gracias! Su mensaje ha sido enviado correctamente

Cerrar

Desfibriladores

+00 00 000 00 00

Un desfibrilador es una herramienta médica con la que se consigue reactivar la función cardiaca cuando, por cualquier razón, se ha detenido aunque su utilidad se extiende más allá de esta simple definición.

Los desfibriladores no solo tratan la parada cardiorrespiratoria cuando tiene su origen en la fibrilación ventricular, la causa más frecuente de muerte súbita, que se da cuando el corazón tiene actividad eléctrica pero sin que la misma tenga una efectividad mecánica sobre su funcionamiento; también pueden detectar esta anomalía para que se inicie el tratamiento adecuado con inmediatez.

Los desfibriladores, además, son capaces de detectar cuando la parada cardiorrespiratoria está producida por una taquicardia ventricular sin pulso en el que el corazón tiene actividad eléctrica pero el bombeo de sangre no es correcto.

¿Cómo funcionan los desfibriladores?

Los desfibriladores emiten un impulso eléctrico de manera continua sobre el corazón que reanuda su actividad eléctrica y mecánica. Esta descarga permite que las células miocárdicas se despolaricen pudiendo retomar su funcionamiento habitual.

El desfibrilador externo es un aparato electrónico muy eficaz para el tratamiento de la mayor parte de las paradas cardiacas que generalmente se producen cuando el corazón fibrila y su ritmo no es el correcto.

El mantenimiento de los desfibriladores se realiza anualmente o después de una intervención de manera que la herramienta siempre está preparada para ser usada cuando sea necesario.

Asmedic pone a disposición de los profesionales sanitarios soluciones de desfibrilación que integran la tecnología más avanzada y las prestaciones necesarias para obtener un funcionamiento altamente eficiente y fiable.